hola@fundadoras.org | Encomenderos 253 piso -1. Las Condes, Chile

 +56 9 5755 0832 | © 2017 by Woman Advisor Chile. 

5 razones de por qué pertenecer a una comunidad de mujeres

23.06.2019

 

 

 

“Sola llegarás más rápido, pero acompañada llegarás más lejos”. Cada vez escuchamos más seguido, el nombre de diferentes comunidades de mujeres, donde se unen en actividades para empoderarse, formarse y construir proyectos. Emprender debe ser una de las palabras más usadas en nuestro país en los últimos años Según datos de la Organización Comunidad Mujer, las mujeres en Chile, optan por emprender para complementar el ingreso familiar, tomar sus propias decisiones, tener mayor flexibilidad o por problemas en la búsqueda de trabajo. Ingresar al mundo del emprendimiento no es fácil, sobre todo para las que ya son madres, debido a la cantidad de tiempo y dinero que hay que destinar a su negocio.

 

Los emprendimientos femeninos cada vez se han ido posicionando como una alternativa poderosa en el mercado, sin embargo al mismo tiempo, son los emprendimientos que reciben menos ayuda por parte del Estado y Organizaciones que brindan apoyo. Unirse a una comunidad de mujeres, nos ayuda a capacitarnos, colaborar entre nosotras y armar negocios a través de nuestro talento. Cuando se juntan un grupo de mujeres, se crea de inmediato una especie de empatía y apoyo, que genera que las mujeres puedan sentirse escuchadas, respaldadas y con fuerza para llevar a cabo sus ideas. Es por eso que en los últimos años, son cada vez más las comunidades de mujeres que brindan apoyo, asesorías, información y conocimiento a sus participantes. La mujer fomenta la unión, es conectora, logra prevenir hechos, es empática y mucho más cercana. 

 

"Mujeres juntas, ni difuntas", nos solían decir que las mujeres no servían para trabajar juntas por ser competitivas y generar rivalidades, no obstante se ha demostrado que cuando las mujeres se junten por el mismo fin, solo se producen cosas positivas. Todas las luchas y batallas que hemos podido ganar como mujeres han sido a través de la unión. Si hablamos de emprendimientos femeninos, las dificultades se producen por causas como la estructura que se ha generado por el rol que deben cumplir las mujeres en nuestra sociedad. Es por eso, que es necesario avanzar y decidirse a comenzar un proyecto propio, acompaña de mujeres que ya hayan iniciado este proceso o estén en la misma sintonía.  

 

¿Por qué pertenecer a una comunidad de mujeres?

 

1) El perfeccionismo y compromiso. Las mujeres se fijan en los detalles y en los puntos incompletos. Pertenecer a un grupo que te va a criticar, pero a su vez te ayudará a mejorar, es excelente para aquellas que están en proceso de formar su empresa. En las comunidades de mujeres, podemos empatizar y obtener consejo para superar todo tipo de obstáculos, por lo que siempre que te unas a un grupo de mujeres, podrás notar el nivel de compromiso y generosidad que se desarrolla. 

 

2) Ayudan al desarrollo emocional. A través de estos grupos, podemos crecer y desarrollarnos tanto personal como profesionalmente, donde aplicamos todo nuestro conocimiento para aprender, reflexionar, llorar, reír y generar sinergias colaborativas. La conectividad femenina, promueve sacar la mejor actitud para apoyarnos, emocionarnos y compartir entre mujeres. Nos ayudamos a avanzar a paso firme, siendo valientes y superando todo tipo de obstáculos, haciendo crecer nuestro amor propio.

 

3) Pese a que podemos tener diferencias, buscamos el mismo fin. Las mujeres inspiran, transmiten su fuerza y valor para salir adelante. Podemos ser distintas, pero al fin y al cabo, tenemos objetivos similares como estabilidad, compatibilizar tiempos y hacer crecer nuestro negocio. Quién mejor para entendernos, que nosotras mismas. Sentir que pertenecemos a una comunidad donde nos ayudan y nos comprenden, es muy beneficioso para llevar a cabo nuestro emprendimiento. A través de estás comunidades, se crea una energía, que ayuda que nuestra vida tenga más oportunidades y sorpresas. 

 

4) Confianza. Cuando estamos juntas nos sentimos en confianza para dar nuestra opinión, las mujeres promueven seguridad y credibilidad, manifiestan sus miedos y se escuchan para superarlos. Este tipo de comunidades, generan identificación en sus participantes, lo que ayuda a saber llevar por ejemplo problemas de autoestima, familiares, de confianza, entre otros.  

 

5)  Finalmente, las mujeres desarrollan estrategias para planificarse y crecer. En las comunidades, podemos fortalecernos a través de la historia de otra mujer, adquirir nuevas capacidades y herramientas para saber llevar un problema o sentirse segura por que otra persona vivió lo mismo en su negocio. Nos ayudamos a capacitarnos constantemente y ver nuestro negocio con otra visión. Las mujeres tienen una gran capacidad emocional para saber llevar procesos y sacar lo mejor de si en resolverlos. 

 

Por estás 5 razones y muchas más, las invitamos a unirse a grupos de networking y a diferentes instancias recreativas de mujeres donde puedan conocerse, apoyarse y generar contactos entre sí. Si estás interesada en conocer Fundadoras,  ingresa a este link para que te contemos todos los detalles y beneficios de nuestra comunidad. #RompamosEsquemasJuntas. 

 

 

 


 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload