hola@fundadoras.org | Encomenderos 253 piso -1. Las Condes, Chile

 +56 9 5755 0832 | © 2017 by Woman Advisor Chile. 

5 pasos para convertirte en una experta negociando

04.08.2019

 

Una de las reglas para ser una buena emprendedora, es saber negociar, ya que muchas veces el precio nos va a quedar alto y hay que conocer ciertas técnicas para buscar la solución. Ser buena negociando es resultado de experiencias, habilidades y harta práctica que se desarrolla con el tiempo. Es importante poner todas las herramientas sobre la mesa y conseguir que el cliente empatice con cada situación. 

 

Aprender a negociar es una cualidad necesaria para todo tipo de ocasiones, es una estrategia que busca encontrar la forma en que ambos intereses se cumplan y que las personas involucradas queden satisfechos con los resultados. El éxito se entiende cuando ninguno ha sido manipulado, engañado o ha quedado disconforme con la situación. Es como con los niños pequeños cuando hay que convencerlos de que se laven los dientes o hagan sus tareas, una forma de negociar y mantener la autoridad es dando y recibiendo, de esta forma se favorece a ambas partes. 

 

Cuando estamos con clientes o proveedores, siempre habrá algo que pueda ayudar a que la persona ceda, solo hay que conocer bien sus intereses y ser busquilla. Además, es muy importante tomarse todo con humor y estar preparada a que no siempre salgas con lo esperado. El sentido del humor ayuda a no perder la paciencia ni enojarse. ”Sólo debes mantener el equilibrio y controlar tus emociones”

 

¿Pasos para convertirse en una experta negociando? 

 

1) La preparación es lo más importante. Ten claro que lo que estás pidiendo tiene un trasfondo y si te van a decir que si es por que la causa lo amerita. No comiences una negociación sin saber que puedes esperar de ella, lo importante es tener el objetivo claro. Los límites los pone uno, lo cual te va a servir para poder expresarte con firmeza y claridad. Cuando llega el momento de reunirse, debemos estar preparadas para demostrar por que nos merecemos esta negociación y que beneficios se podría llevar la otra persona de esto. Posiblemente si es una negociación de salarios, debes prometer de tu parte más concentración, flexibilidad y compromiso con el trabajo, pero si estás negociando el costo a un proveedor, puedes garantizar trabajar con el por 3 meses, cosa que esa persona tenga mayor seguridad. 

 

2) Trata de averiguar todo sobre la otra persona. Si vamos a negociar, hay que hacer las cosas bien. Un buen consejo es conocer todo sobre los involucrados, desde su cargo hasta por qué podría no estar de acuerdo contigo. Estar un paso más adelante del resto, te da pie a conocer la respuesta con anterioridad. Si vamos a negociar, posiblemente sea ideal averiguar que es lo que a la otra persona le importa para ofrecer un trato en que ambos queden satisfechos. Ser intuitiva e inteligente, te dará ventaja en la situación. 

 

3) Ser asertiva e identificar obstáculos previamente te suma. Manejar la conversación a través de palabras claves y estratégicas, te ayudará a llevar la negociación. Ser clara al decir que estás o no estás de acuerdo, explicar los límites y precisar cada detalle sin culpas ni miedos. Es fundamental ser clara y dar a conocer todos los puntos, ya que el elemento sorpresa no funciona para tu beneficio. Ponerse en la cabeza del otro y pensar que te va a responder durante la conversación es un muy buen ejercicio, ya que vas con una idea mucho más realista. Es importante estar tranquila y consciente de que la que domina el tema eres tú, por lo que tu cabeza debe estar alineada con tu cuerpo al momento de comunicar. 

 

4)  A veces hay que ceder. Como todo en la vida, a veces se pierde, se gana o ambos ganamos. Así son las negociaciones, no siempre nos vamos a salir con la nuestra y hay que dar un paso alado para escuchar lo que propone la otra persona. Cuando decidimos entrar a una negociación, hay que tener claro que en algún momento la persona tratará de convencernos y debemos ceder. Es conveniente ir preparada emocionalmente y decir que sí, cuando estés convencida de que lo que propone no te va a perjudicar en lo absoluto. El autoestima juega un papel súper importante, ya que uno debe sentirse segura y con confianza para establecer una negociación sin cruzar los límites. No siempre será un juego de suma cero, sino que ambos pueden salir ganando. 

 

5) Una cosa a la vez. Cuando estamos superados por diferentes problemas tanto en el mundo laboral como personal, solemos vomitar todo junto en una conversación. Es fundamental ir con la idea clara y planificada, cosa de no tratar de negociar todos los problemas el mismo día. Cuando llega el momento, debes ir con tus aspiraciones altas, pensando en obtener buenos resultados pero siempre estando aterrizada. Es bueno comenzar hablando de puntos a favor de la reunión, del por qué la instancia y luego comenzar a construir los fundamentos, dejando claro lo que quieres obtener de esto y por qué te lo mereces. Posiblemente no vas a obtener todo lo que quieres el mismo día, pero hay que ir paso a paso para seguir avanzando. Mantener una buena relación y compromiso es un gran logro. 

 

Ya sabes, recuerda ir con ánimo y humor a este tipo de encuentros, negociar es un juego y la personalidad es crucial para obtener un buen resultado. ¡La práctica hace al experto! A medida que vayas adquiriendo más experiencia, podrás sentirte mucho más segura. 

 

No olvides, en Fundadoras tenemos diferentes cursos de coaching que te ayudarán a empoderarte y sentirte segura para estos momentos. Ingresa aquí y conoce nuestros diferentes programas. 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload