hola@fundadoras.org | Holanda 1129 Providencia  Chile

 +56 9 5755 0832 | © 2017 by Woman Advisor Chile. 

Vida personal y laboral: ¿Son incompatibles? ¿Cómo encontrar un balance?

05.10.2019

 

La participación activa de la mujer en el mercado del trabajo ha abierto múltiples puertas; independencia económica, opciones de crecimiento laboral, reconocimiento y validación del entorno, confianza, empoderamiento personal, y aumento de la libertad, entre otros beneficios. Sin embargo, mientras las oportunidades aumentan, también lo hacen el cansancio, la falta de tiempo para nosotras mismas y para la familia, el stress mental, emocional y físico. Nacen interrogantes tales como si el mundo laboral es compatible con la maternidad, con el bienestar personal, con la diversión, con la armonía familiar. Incrementa la reflexión acerca del propio sentido de la vida y con ello la necesidad de mirar fuera de lo establecido y encontrar oportunidades que nos entreguen equilibrio en las distintas áreas de nuestras vidas. Pero muchas veces no sabemos cómo avanzar.

 

Encontrar un equilibrio entre lo laboral y lo personal es posible, siempre y cuando esté presente la creencia de que esa posibilidad existe. Los caminos se abren en el momento en que permitimos que estas oportunidades ocurran. Pero sabemos que, por sencillo que suene, no lo es. Más aún cuando se miran las cifras de expertos en la materia, quienes plantean que más de un 95% de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones están automatizadas por creencias adquiridas desde la infancia. Esto significa que la mayoría de las veces las decisiones que tomamos hacia un mayor bienestar no son realmente nuestras, sino que son producto de lo que hemos aprendido que “debemos” o “podemos” hacer, dejando nuestra autenticidad en menos de un 5%.

 

¿Cómo podemos avanzar? Estos cuatro pasos te permitirán avanzar en el balance de la vida personal y laboral, encaminarte hacia tu autenticidad de vida, logrando la compatibilidad buscada.

 

1.-Observar creencias sociales: El primer paso es revisar la creencia social de que el trabajo es para obtener libertad en el “tener” solamente. Hay que abrirse a la posibilidad de que se puede trabajar en algo que entregue esa libertad y al mismo tiempo genere pasión, flexibilidad, bienestar y balance.

 

2.-Reconocer miedos que no te permiten avanzar: El segundo paso es observar los obstáculos en el camino. Pregúntate ¿El lugar donde trabajo me entrega lo que necesito para mi bienestar personal? Si no tengo ese tipo de trabajo, ¿Por qué no lo busco? ¿Qué miedos no me permiten obtener ese trabajo deseado? ¿Si no tuviese ese miedo, qué haría?

 

3.-Avanzar un paso: Roma no se construyó en un día. Los imperios han comenzado con un pequeño peldaño. Este tercer paso es avanzar a pesar del miedo. ¿Con qué paso te puedes comprometer hoy?

 

4.-Descubrir tu propósito de vida: La invitación es a descubrir quién eres y para qué estás aquí. El siguiente paso es preguntarte: ¿Cuáles son mis dones y talentos?  ¿Qué me llena de emoción y pasión? ¿Cómo se transforman las personas cuando se relacionan conmigo?  ¿Como me gustaría que el mundo fuese en 100 años más?  ¿Qué es lo que me hace perder la noción del tiempo?  ¿Qué haría si tuviese todo el dinero y tiempo del mundo? ¿Qué haría si tuviese sólo un año de vida? Estas preguntas te llevan a encaminarte en tu propio propósito de vida y así compatibilizar ambos mundos, trabajando día a día en algo que te traiga bienestar físico, mental, emocional y espiritual.

 

¿Qué es el propósito de vida?


Es una fuerza estremecedora que yo llamo amor y que trata de expresarse a través de cada persona con un patrón único. Ese patrón, que cada persona en la faz de la tierra posee, es la suma de los propios talentos, dones, pasiones y el motor que mueve la propia vida. Cuando esta combinación se despliega al servicio de la humanidad, se entra en la mejor versión de sí mismos, logrando encontrar eso que siempre ha faltado y sintiendo la certeza de estar en el propio camino de evolución. La armonía y el bienestar se restaura recuperando el balance original con el cual nacimos y recibimos abundancia por ello. Todo vuelve a fluir.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload